PREE: ¿Por qué es el mejor momento para reformar tu casa?

 En Actualidad
Tiempo de lectura: 7 minutos

Que los españoles estemos viviendo uno de los inviernos más fríos no es solo culpa de fenómenos meteorológicos como Filomena. De más se sabe: las bajas temperaturas son para el comienzo del año, y el excesivo calor, para el verano. Y lo cierto es que no siempre nos pilla preparados. Hay cosas que nunca cambian, y las temperaturas extremas es una de ellas. Modificar el tiempo es, de lógica, imposible, pero evitar los cambios bruscos de temperatura en tu propia casa ya está al alcance de todos. Al menos en España. Esto sucede gracias al PREE y a Airzone.

blog_postigo_3_es

¿Qué es el PREE?

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico anunció hace unos meses el Programa de Rehabilitación Energética de los Edificios, más conocido como PREE, que tiene como objetivo reducir el impacto ecológico que causan los edificios más antiguos evitando que sigan derrochando energía. Y es que los datos alarman: los edificios españoles son los responsables de un 30 % de la energía total que se consume en el país. La intención del PREE es que cada construcción consiga reducir, al menos, un 10 % su gasto energético.

Para conseguirlo, el PREE plantea repartir 300 millones de euros en ayudas entre las comunidades autónomas de España, y Ceuta y Melilla, para que los edificios construidos antes de 2007 – que no atienden a normas exigentes de eficiencia energética- sean rehabilitados y logren ser más eficientes. Y, ¿cómo se alcanzará el objetivo? Renovando los elementos que más influyen en el consumo energético de un edificio: su envolvente térmica (es decir, todos los cerramientos que envuelven al edificio como son la fachada, los huecos y ventanas, etc.); sus sistemas de iluminación; y sus instalaciones térmicas, que son los sistemas de climatización, ventilación y agua caliente.

Así, el PREE apuesta y subvenciona sistemas como los de Airzone, que además de mejorar la calidad de vida de las personas, hacen que los edificios consuman menos energía. El camino es comprensible. No tenemos que renunciar al confort, sino a las malas formas de conseguirlo.

Para conocer todos los detalles de la información, en Airzone hemos acudido al arquitecto Adrián Postigo, fundador y CEO de Postigo Arquitectos, quien conoce en profundidad las exigencias del programa, es decir, las reglas que marca el Boletín Oficial del Estado (BOE).

 

¿Quiénes pueden beneficiarse del PREE?

Las ayudas económicas del PREE se repartirán entre las 17 comunidades autónomas de España y entre las ciudades de Ceuta y Melilla.

El dinero que reciba cada comunidad o ciudad autónoma dependerá directamente del tamaño de su parque de edificios, por lo que las ciudades con mayor espacio construido recibirán más dinero para llevar a cabo las rehabilitaciones.

Lo único que exige el PREE para poder pedir la subvención es ser propietario de un edificio (o parte de él) que haya sido construido antes del 2007.

Cuando hablamos de ‘propietario’ nos referimos a varios tipos. El PREE no excluye a edificios del sector público como diputaciones o ayuntamientos; ni a edificios que pertenezcan a varias personas, ni a viviendas plurifamiliares. Su alcance es amplio y cubre tanto el sector público como el privado. Aunque eso sí, los propietarios de estos espacios deben cumplir con los siguientes requisitos:

  • Ser de nacionalidad española o pertenecer a un estado miembro de la Unión Europea.
  • Tener una residencia legal en España.
  • No tener deudas en Hacienda o en la Seguridad Social.
  • Y, en caso de ser empresas, no estar en situación de crisis.

Y el proyecto, ¿qué requisitos debe cumplir?

En primer lugar, responder a los principales objetivos del programa. Es decir, el proyecto debe incluir una rehabilitación de la envolvente térmica, una renovación de los sistemas de climatización por otros más eficientes, o una mejora de la eficiencia de los sistemas de iluminación.

El objetivo, tal y como señala A. Postigo, es sustituir la energía producida por fuentes convencionales que se basan en combustibles fósiles, como puede ser el gas; por energía renovable, como la energía térmica solar, la biomasa, la aerotermia o la geotermia. Además, las ayudas subvencionan los sistemas de control, regulación y emisión de las instalaciones de climatización que, tal y como demuestran las soluciones Airzone, reducen considerablemente las emisiones de CO2, lo que se refleja directamente en el abaratamiento de la factura de la luz.

Pero, además, para recibir la subvención es necesario que:

  • Los edificios que se vayan a reformar se hayan construido antes de 2007.
  • La obra no requiera aumentar el espacio ya construido.
  • El proyecto cuente con licencia de obra.
  • Se demuestre que, con los cambios, el edificio ahorrará, al menos, un 10 % más de energía; o que el edificio ascienda una letra en la escala de certificación energética.
  • La rehabilitación no suponga un cambio de uso del edificio.

¿Por qué es el mejor momento de renovar mi sistema de climatización?

Básicamente por razones económicas y ecológicas. Y porque precisamente una de las grandes intenciones del PREE, es conseguir que los sistemas de climatización obsoletos desaparezcan. Todo indica que acabar con los aparatos antiguos será, en poco tiempo, casi obligatorio, y actuando ahora es posible ahorrar entre un 15 % y un 45%.

 

Además, para los casos en los que se lleven a cabo dos o más actuaciones, es decir, se rehabilite el sistema de climatización y la envolvente térmica, por ejemplo, el ahorro puede alcanzar hasta el 85 %.

Junto con las envolventes térmicas, los sistemas de climatización son uno de los elementos que más influyen en el consumo de energía de un edificio. Y está demostrado: cuanto más viejos sean los sistemas de aire acondicionado y calefacción, más energía consumen y, por tanto, más se encarece la factura de la luz.

Reducir el consumo energético con las soluciones Airzone es una opción inteligente. No solo porque disminuyes emisiones de CO2, sino que, además, consigues que tu vivienda sea un lugar mucho más cómodo y agradable.

Tal y como explica el arquitecto A. Postigo, “los objetivos de Airzone coinciden con los marcados por el PREE”. Tanto es así, que uno de los tipos de actuación que se incluye en el programa es el de “la regulación y control de los sistemas de climatización”. Postigo afirma: Airzone es una prueba del poder de la tecnología, cuyo fin principal es mejorar la vida de las personas. Con el método de control de sus soluciones a través del propio usuario, que manipula a su gusto la temperatura de las estancias de su vivienda, se logra bienestar y confort, y además se reduce el impacto medioambiental”.

Así, beneficiarse de las ayudas del PREE tiene múltiples ventajas, que se podrían resumir en las siguientes:

  • Reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera: porque sustituimos sistemas y equipos anticuados y poco eficientes por otros que ofrecen confort y actúan de forma responsable con el medioambiente.
  • Aumento del valor de la vivienda o edificio: porque las casas o bloques renovados, y se vuelven más confortables y acogedores.
  • Ahorro económico: porque además de subvencionar parte de los costes de rehabilitación, el ahorro de energía que provoca la reforma influye directamente en el ahorro económico, ya que reduce considerablemente la factura de la luz.

Y si me decido a reformar mi casa o edificio, ¿qué cantidad del coste total de la rehabilitación me subvencionarán?

En general, lo mínimo que puedes recibir es el 15 % del gasto total de la rehabilitación, mientras que el máximo alcanza el 85 % del gasto económico total.

Y, estos porcentajes ¿de qué dependen?

Que recibas una ayuda menor o mayor depende de tres factores: por un lado, del uso que tenga el edificio; por otro, de si vas a reformar solo una vivienda o un edificio entero; y, por último, de lo que se vaya a rehabilitar. Es decir, de lo que el BOE denomina, “el tipo de actuación”.

La renovación de los sistemas de climatización o el hecho de incluir un sistema de control como los que ofrece Airzone para reducir el consumo de energía con el uso de aire acondicionado o la calefacción es un tipo de actuación que puede recibir una subvención de entre el 15 % y el 45 %. Es decir, con las ayudas del PREE, la instalación de Airzone en tu vivienda puede costarte hasta un 45 % menos. Además, en caso de que decidas rehabilitar otro elemento que esté causando un desperdicio de energía como puede ser la fachada, la subvención aumentaría, aunque la ayuda a recibir habría que evaluarla en función de cada caso concreto.

¿Solo eso?

No. La ayuda económica para realizar las obras de rehabilitación para que tu casa o edifico sea más eficiente no lo es todo.

El PREE tiene en cuenta otros “gastos extra” como pueden ser los honorarios que cobra un arquitecto por realizar el proyecto de rehabilitación o cualquier informe que la obra pueda requerir de parte de un profesional de la construcción. Es decir, “todos aquellos gastos o informes complementarios que son necesarios para llevar a cabo la solicitud de la subvención”, según A. Postigo.

¡Estoy decidido!, ¿Cómo y cuándo puedo solicitar la ayuda?

Aunque las ayudas sean del Estado, son las comunidades autónomas las encargadas de gestionarlas. Cada comunidad marca una fecha de solicitud distinta y habilita un enlace web para pedir la ayuda, aunque todas coinciden en la fecha límite: el último día para pedir la subvención, vivas en la comunidad que vivas, es el 31 de julio de 2021.

Aunque algunas comunidades autónomas aún no han puesto en marcha sus enlaces para solicitar las ayudas del PREE, no deben tardar mucho en hacerlo. Puedes comprobar todas las fechas, y si están aún pendientes por publicar, a través de este enlace oficial del IDAE ( Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía): https://www.idae.es/ayudas-y-financiacion/para-la-rehabilitacion-de-edificios/programa-pree-rehabilitacion-energetica-de/convocatorias-de-las-comunidades-autonomas) .

Una vez que solicites la ayuda para rehabilitar tu vivienda o edificio, recibirás una respuesta por parte de la Administración en unos seis meses y sabrás si la prestación ha sido o no aceptada. Tras este paso, las obras deben comenzarse y finalizarse en un máximo dieciocho meses (salvo excepciones en las que se pueda prorrogar este periodo).

Cuando terminan las obras de rehabilitación y pasados otros tres meses, la persona que solicita la ayuda puede recopilar todas las facturas e informes de gastos y presentarlas a la administración y, si todo está correcto, se ingresará el dinero de la ayuda en la cuenta corriente del solicitante.

En definitiva, la solicitud de las ayudas PREE requiere un proceso laborioso que con ayuda de arquitectos y otros profesionales de la construcción, puede convertirse en algo muy sencillo que, sin duda, merece la pena.

Si vives en España y necesitas reformar tu vivienda para disfrutar de la mejor temperatura sin gastar más tanto en invierno como en verano, ahora es el momento de realizar la inversión. Ahorrarás dinero en la reforma, te sentirás más a gusto y ayudarás a cuidar del medioambiente. Se trata de una decisión inteligente en todos los sentidos.

Fuentes:

Adrián Postigo. Postigo Arquitectos. https://www.postigoarquitectos.es/

 IDAE. (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía). https://www.idae.es/

 

 

Publicaciones Recomendadas

Deja un Comentario