7 trucos para ahorrar en calefacción

 En Consejos

Apenas han pasado unos días desde que andábamos por la calle en manga corta y ropa ligera y ya se nos echa encima el frío. Llega ese clásico momento en el que debemos guardar la ropa de verano y sacar del armario chaquetas, abrigos y jerséis. Y, por supuesto, también llega el momento de pasar la climatización de modo frío a modo calor.

Uno de los principales quebraderos de cabeza domésticso en otoño e invierno es intentar que no se dispare el gasto en la factura de la luz. Con el frío llega la necesidad de usar la calefacción, con todo lo que ello conlleva.

Cómo ahorrar en calefacción

Para intentar minimizar el gasto en calefacción y ayudarte a ahorrar, te proponemos una serie de consejos o trucos:

  1. No utilices los radiadores como secadora. Aunque a veces pueda resultar tentador calentar la ropa poniéndola sobre los radiadores, esta es una práctica muy nociva. Tapar estos equipos imposibilita el normal flujo del aire y reduce su eficiencia notablemente.
  2. Elige siempre la mejor tecnología. Si cuentas con un equipo o un sistema de calefacción muy antiguo, quizás te salga más rentable renovarlo. Aunque a priori la inversión inicial pueda preocuparte, los sistemas con un alto nivel de eficiencia te pueden ayudar a ahorrar cientos de euros durante años. Si vas a comprar un equipo individual, busca aquellos con una mejor calificación energética (A+, A++ o A+++).
  3. ¡Cuidado con las fugas! El correcto aislamiento es fundamental. Comprueba que el calor no se te está escapando por las ventas o la puerta. Según el IDAE, hasta el 30% de las necesidades de calefacción se deben a pérdidas de calor.
  4. Purga los radiadores. Después de meses de inactividad lo más recomendable es purgar los radiadores. Se recomienda que al inicio de la temporada de calefacción se saque el aire que se acumula en el interior de estos equipos para favorecer su correcto funcionamiento. Si quieres saber más sobre cómo realizar este proceso, consulta este enlace.
  5. Busca la temperatura de confort; no te pases. Cada grado que subas la temperatura cuenta. Si necesitas poner la temperatura a 24 o 25 ºC es porque no estás suficientemente abrigado o tu sistema no funciona de forma apropiada. Según el BOE la temperatura en los recintos calefactados no debe ser superior a 21º C. A veces menos es más.
  6. Utiliza el sol para tu beneficio. Tenemos la suerte de vivir en un país con muchas horas de sol al año: sácale partido. La luz es calor. Durante el día, deja las persianas levantadas para calentar tu hogar con más facilidad.
  7. Sácale el máximo partido a tu termostato. Cada vez más sistemas de calefacción pueden ser controlados con termostatos inteligentes. Indaga bien en tu termostato y encontrarás funciones pensadas para el ahorro. Aprovecha las programaciones horarias, ajusta tu sistemas a tu ritmo de vida y el de los tuyos.

Dormitorio calefacción

Ya sabes, este año que el frío no te dé un susto en la factura. Permanece atento a nuestro blog durante los próximos meses, poco a poco seguiremos difundiendo consejos y trucos para ayudaros con vuestra climatización en otoño e invierno.

Publicaciones Recomendadas
Comments
pingbacks / trackbacks

Deja un Comentario