¿Qué son los sistemas VRV (o VRF) de climatización?

 En Climatización

Una semana más queremos continuar con la divulgación de contenidos sobre las tecnologías de aire acondicionado. En esta ocasión, llegamos a una que os sonará, muy especialmente a aquellos que trabajen en grandes superficies: la climatización VRV o VRF. Los sistemas VRV gozan cada día de mayor popularidad y su presencia está aumentado.

Durante las próximas líneas os acercaremos un poco más a este interesante concepto.

¿Qué son los sistemas VRV?

En primer lugar, procedemos con su significado semántico. El término VRV significa Volumen de Refrigerante Variable y proviene del inglés VRF (variable refrigerant flow).

En los sistemas VRV existe una unidad externa común que está conectada con múltiples unidades internas a través de tuberías de cobre aisladas. Su naturaleza es muy similar, aunque no exactamente igual, a lo que se conoce como sistemas multi-split. Se categorizan dentro de los equipos de aire acondicionado de expansión directa.

Los sistemas de climatización VRV pueden ser de dos tubos o de tres tubos. Los primeros proporcionan frío o calor, pero no ambas a la vez. Por su parte, los de tres tubos sí que pueden suministrar frío y calor simultáneamente. La complejidad de la opción de la instalación de tres tubos encarece severamente el precio total con respecto a su variedad de dos tubos.

Su uso está especialmente recomendado para instalaciones comerciales de medio o gran tamaño.

Tecnología VRF

¿Cómo funcionan?

Como decíamos en el apartado anterior, los equipos o sistemas VRV se incluyen dentro de los de expansión directa. La unidad exterior de los sistema VRV cuenta con un mecanismo que utiliza el aire exterior para evaporar (calor) o condensar (frío) el gas refrigerante. A continuación el gas refrigerante se distribuye por las tuberías para llegar a los diferentes espacios donde las unidades interiores se encargan de utilizarlo para enfriarlos o calentarlos.

A diferencia de otros sistemas como las bombas de calor, estos sistemas cuentan la ventajas de poder regular o variar el volumen de refrigerante aportado a las baterías de condensación-evaporación.

Principales beneficios

  • Ahorro energético: es uno de los principales reclamos de los fabricantes de este tipo de equipos. Se estima que el ahorro energético que consiguen los sistemas VRV oscila de media entre el 11 y el 20%.
  • Tecnología inverter: al menos uno de los compresores de los sistemas VRV es inverter. Las ventajas de esta tecnología son muy destacadas. Si quieres saber más del tema, no te pierdas nuestra entrada “¿Qué es la tecnología inverter?”.
  • Fácil instalación: a diferencia de otros equipos como las enfriadoras, los sistemas VRF no son especialmente pesados y tienen un diseño modular.
  • Mantenimiento económico: al tratarse de unidades de expansión directa, su mantenimiento no es en absoluto complejo.
  • Control optimizado: permiten una gestión más individualizada de los espacios a climatizar. Cada área puede ser tratada como una zona individualizada.

Sistema VRF en icono

Publicaciones Recomendadas

Deja un Comentario