10 simples medidas de ahorro energético

 En Eficiencia Energética

A veces no es tan difícil. Con tan solo aplicar ciertas medidas de ahorro energético, tu contribución puede tener un verdadero impacto.

Medidas de ahorro energético

En casa

1. Comprar electrodomésticos con buena calificación energética. Elige siempre electrodomésticos que te ayuden a ahorrar a la larga. La calificación más baja es la D; la más alta, la A+++.

2.Apaga las luces al salir de las habitaciones. Puede parecer una tontería, pero es muy común que no sea así. Se estima que el gasto en iluminación de una casa representa el 20%. Se trata de una acción muy sencilla y efectiva.

3. Asegúrate de que tienes un buen aislamiento. Hay quien dice que la energía se escapa por las ventas. No le falta razón. Por las ventanas y por las puertas, para ser más concretos. Un aislamiento apropiado puede producir un ahorro energético de hasta el 30%.

4. Utiliza luces de bajo consumo. Especialmente en zonas que sepas que van a estar mucho rato encendidas.

5. Descongela tu congelador periódicamente. Si tu nevera no es no-frost, conviene descongelar de vez en cuando. Cuando las paredes se cubren de escarcha, el motor necesita trabajar más y se consume hasta un 20% más. Consulta cómo y cuándo hacerlo en este post.

6. Apaga el ordenador cuando no lo estés usando. El ordenador también consume cuando está en stand-by. Si no vas a usarlo en un período prolongado de tiempo, apágalo. A fin de mes lo notarás.

Estamos Trabajando en Ello

En el coche

No solo en casa puedes ahorrar energía, el coche también es clave. A continuación te explicamos algunas medidas de ahorro energético aplicadas al transporte:

7. No cojas el coche a menos que sea estrictamente necesario. La primera recomendación y más importante. Siempre que puedas, usa el transporte público. En distancias cortas, camina o utiliza la bicicleta. El ser humano está hecho para desplazarse a pie por naturaleza.

8. Cuando estés parado, apaga el motor. Si vas a estar detenido aproximadamente más de un minuto, es recomendable apagar el motor.

9. Cuidado con los frenazos y los acelerones. Una conducción más estable en lo referente a la velocidad ahorra energía. Se estima que de esta forma puedes ahorrar hasta un 15% en combustible.

10. No enciendas el climatizador si no es necesario. Cuando está activado el coche consume un 25%. adicional En verano, por ejemplo, ir con las ventanillas abiertas consume solo un 5% más.

Para concluir, un dato muy representativo: se estima que por cada litro de gasolina se emite 2,35 kg de CO2 a la atmósfera. Si quieres saber más sobre los coches y su consumo, consulta este artículo del IDAE.

Capítulo aparte: la climatización

Como ya sabréis por entradas anteriores, la climatización representa un porcentaje muy grande sobre el consumo energético. En concreto, el 60% en oficinas y el 40% en viviendas.

Por ello, nuestros sistemas están orientados a optimizar la eficiencia energética, tanto instalaciones de aire acondicionado por conductos como cualquier otro tipo de instalación. El objetivo es conseguir una racionalización del uso de la energía.

En el blog hemos cubierto diversos

Post Recientes

Deja un Comentario